Menu Close

NUESTRA MISIÓN

Nuestra Misión

Movilizar a la Iglesia para enviar misioneros a equipar líderes, establecer iglesias, y ejercer misión integral.

Capacitar líderes

Líderes conforme al corazón de Dios que están comprometidos con un entendimiento bíblico profundo, la formación espiritual, una visión misional, el servicio y la comunidad.

Plantar y fortalecer iglesias

Iglesias que sorprenden al mundo y que se reconocen por su amor y unidad, trabajando a favor de la misericordia y la justicia, y formando discípulos que sirvan a Cristo en todo lo que hagan.

Ejercer misión integral

Compartir el amor y la compasión de Cristo por medio de proclamar, vivir, y servir en comunidad.

Nuestra Visión

Ver una iglesia fructífera, dirigida por líderes locales bien equipados, que sirven en cada ciudad y vecindario del mundo.

Imaginamos personas en todas las naciones asombradas ante el testimonio de una iglesia bíblicamente fiel, que proclama a Jesucristo como el Señor y que vive los valores contraculturales de su Reino.
Imaginamos iglesias conocidas por su amor y verdad, por su santidad y compasión, y por su entrega por el bien de sus vecinos.
Este tipo de iglesia requiere líderes locales que se formen teológicamente, práctica y espiritualmente, para que sirvan a la manera de Jesucristo.

Nuestros valores

Buscar primero
a Dios

Buscamos el Reino de Dios, su Presencia, su Obra y su Palabra como el fundamento de todo. Nos importa e interesa la formación espiritual, empezando con nuestras propias vidas.

Servir bien a nuestros
ministerios asociados

Realizamos nuestra misión en alianza, capacitando a otros para que logren un impacto contextualizado y sostenible. Nuestro éxito depende del éxito de nuestros asociados.

Fomentar
la comunidad

Buscamos relaciones sanas y creamos comunidades e iglesias que muestren gracia, afecto, humildad y apoyo mutuo. Anhelamos inspirar, fortalecer y multiplicar iglesias bíblicas sanas.

Ser
emprendedores

El llamado heroico de Cristo y las necesidades profundas del mundo nos impulsan a la acción. Por gracia, superamos obstáculos, nos acoplamos al cambio y buscamos soluciones innovadoras para hacer la voluntad de Dios para nuestra generación.

Sorprender
con el amor

Buscamos el bien de todas las personas y elegimos el camino de amor y servicio siguiendo el ejemplo de Jesús.